Objetivo: 

Generar conciencia en los diferentes actores de la región sobre la importancia de sembrar árboles e incentivar a que todos nos sumemos a esta iniciativa desde nuestras posibilidades.

Descripción general:

La RAP Pacífico, como esquema asociativo de los departamentos del Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño, se suma a esta estrategia a través de la iniciativa Juntos Sembramos Pacífico, la cual pretende:

  1. Educar a los actores regionales sobre la importancia y la forma de realizar reforestación (por qué sembrar, cómo sembrar, qué sembrar, en dónde sembrar, cómo realizar el reporte de siembra).

  2. Articular a los diferentes actores del Pacífico colombiano que componen la cadena de valor de la siembra de árboles.

  3. Apalancar recursos que aporten a la siembra de árboles en la región.

Público objetivo:

La sociedad civil, empresarios, agencias de cooperación, sector público, ONGs, fundaciones, universidades. Cualquier actor que pueda sumarse a la iniciativa.

Contexto: 

Colombia posee el 50 por ciento de los páramos del mundo, en tanto que el 35 por ciento del territorio de nuestro país es amazónico y el 50 por ciento de la geografía colombiana está situada en bosques húmedos tropicales. Pero nosotros hemos visto que la deforestación lleva mucho tiempo en el país, y solo seremos exitosos en nuestra forma de hacerle frente al cambio climático hasta que le pongamos fin a la deforestación en todo el mundo.

Por esta razón, el Gobierno Nacional se planteó la meta de sembrar 180 millones de árboles antes de agosto del 2022. Esta será la contribución de nuestro país al objetivo global de plantar un billón de árboles al 2030. Si se combina el esfuerzo de sembrar árboles y sensibilizar a la sociedad en torno a la reforestación, y si combatimos la delincuencia y criminalidad que rodea muchísimos ecosistemas del mundo, lograremos ser más efectivos.

La siembra de árboles aporta innumerables beneficios para la naturaleza, entre ellos:

  • Reducen la temperatura del aire entre 2°C y 8°C.
  • Filtran los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas.
  • Regulan el flujo de agua y mejoran su calidad.
  • Mitigan el cambio climático: absorben CO2 y capturan carbono.
  • Proveen alimentos como frutas, hojas y fruto seco.
  • Aumentan la biodiversidad urbana: suministran hábitat, alimentos y protección a plantas y animales.